Santa Maria Magdalena, Nuestra Patrona

smm

¿Quién es Santa María Magdalena?

Ella es la patrona de la vida contemplativa, conventos, fabricantes de guantes, peluqueros, pecadores penitentes, personas ridiculizadas por su piedad, perfumerías y perfumistas, farmacéuticos, y mujeres.

De una homilía del Papa San Gregorio Magno

Cuando María Magdalena fue al sepulcro y no encontraron el cuerpo del Señor, ella pensó que se había sido robado y así lo comunicó a los discípulos. Después vinieron y vieron el sepulcro, ellos también creían lo que María les había dicho. El texto dice: "Los discípulos regresaron a su casa", y agrega: "pero María lloró y se quedó de pie fuera de la tumba."

Debemos reflexionar sobre la actitud de María y el gran amor que sentía por Cristo, porque, aunque los discípulos habían abandonado la tumba, ella se quedó. Ella todavía buscaba a quien no había encontrado, y mientras ella buscaba lloraba. Ardiendo en el fuego del amor ella espero por El a quien lo habian retirado de la tumba. Y así sucedió que la mujer que se quedó a buscar a Cristo fue la único en verlo. La perseverancia es esencial para cualquier acción buena, como la voz de la verdad nos dice: "El que persevere hasta el final será salvo."

María Magdalena, Discipulo

María Magdalena (siglo I) fue un testigo de la Resurrección y es patrona de los pecadores arrepentidos, peluqueros, y la vida contemplativa. Conocida también como María de Magdala, que era, de acuerdo a Lucas 8:2 curada de siete demonios por Jesús. Ella también estuvo entre las mujeres que acompañaron y apoyaron a Jesús y los doce apóstoles y estuvo presente en la crucifixión y el entierro (Mateo 27:56, Marcos 15:40, Juan 19:25). María Magdalena es mencionada en cinco de los seis relatos de la resurrección en la tradición del Evangelio: Marcos 16:1-8, Mateo 28:1-20, Lucas 23:56 b-24: 53; Juan 20:1-29 y Marcos 16: 90-20 (no se menciona en Juan 21:1-23) se menciona en cuatro de los seis relatos y está asociada con María Magdalena en tres. No se menciona en Mateo 28, el capítulo que anuncia tanto la Resurrección y el liderazgo posterior a la resurrección para evangelizar el mundo entero. En Mateo, Juan, y el apéndice al Evangelio de Marcos, ella, no Pedro, es la principal testigo de la resurrección. Pedro es el testigo principal en la tradición de Pablo y Lucas (1 Cor. 15:5, Lucas 24:34). Estos hechos no deben menoscabar la autoridad de Pedro en modo alguno, pero sí destacar el papel complementario de la mujer, Pedro y los demás discípulos como testigos de Cristo resucitado. Entre las mujeres, María Magdalena es claramente retratada en las Escrituras por tener un papel principal. Más adelante tradiciones equivocadas identificaron a María con la mujer pecadora de Lucas 7:36-50, que ungió a Jesús y con María de Betania, que también ungió a Jesús (Juan 11:01-12:08; Lucas 10:38-42).

Su fiesta, que se ha celebrado en el Occidente desde el siglo VIII, pertenece al Calendario General Romano y se celebra en este día en todo el espectro ecuménico: por los Griegos e Iglesias Ortodoxas Rusas, la Iglesia de Inglaterra, la Iglesia Episcopal en los EE.UU. y la Iglesia Evangélica Luterana en América. Tanto Oxford y en muchos otros lugares existen famosas representaciones ella en el arte, por ejemplo, la Crucifixión de Giotto y Noli Me Tangere (lat., "No me toques"), que describe su encuentro con Cristo resucitado en el jardín (similar al descrito por Rembrandt. ) Su cepultura fue en Saint-Maximin en la actual Francia. La iglesia benedictina fue destruida por los Sarracenos en el siglo VIII y reconstruida por los Dominicos en 1295. Sus supuestas reliquias se encuentran en un ataúd de bronce en la cripta. Su fiesta es también en los calendarios litúrgicos Dominicana y Cistercienses para ese día.

~Extraido de "The Lives of the Saints: from Mary and St. Francis of Assisi to John XXIII and Mother Teresa,”
© 2001 by Richard P. McBrien, HarperCollins Publishers, Inc.
(Traduccion hecha por el Ministerio de Comunicaciones de Santa Maria Magdalena en Altamonte Springs, FL)

Para obtener más información sobre Santa María Magdalena, buscar lo siguiente:

Haskins, Susan. Mary Magdalene: Myth and Metaphor. New York: Harcourt Brace, 1993.  

Maisch, Ingrid. Mary Magdalene: The Image of a Woman Through the Centuries.  Trans. Linda M. Maloney. Collegeville, MN: Liturgical Press, 1998.  

Ricci, Carla. Mary Magdalene and Many Others: Women Who Followed Jesus.  Trans. Paul Burns. Minneapolis, MN: Fortress Press, 1994.  

Thompson, Mary R. Mary of Magdala: Apostle and Leader.  New York: Paulist Press, 1995.

Ultima actualizacion: 05/22/2014